Ventajas

Los implantes dentales son, actualmente, la mejor opción en el caso de extracción o falta de uno, varios o todos los dientes.

Soluciones personalizadas
Un tratamiento con implantes es siempre una solución personalizada, diseñada para satisfacer de la mejor manera las necesidades y características del paciente.

Funcionalidad y aspecto
Los implantes dentales tienen una funcionalidad y un aspecto comparables a los de los dientes naturales. Es prácticamente imposible distinguir un diente natural de un implante con una corona de cerámica.

Seguridad y durabilidad
Un tratamiento de implantes representa una solución segura y de larga duración. Una buena higiene bucodental y visitas reglares aseguran una solución duradera.

Mantenimiento de la integridad del hueso
El anclaje de los implantes dentales en la mandíbula puede estimular el tejido óseo y las encías, asegurando un resultado estético satisfactorio y ayudando a mantener la fisonomía natural de la cara.

Parte protésica bien anclada
Los implantes dentales no requieren adhesivos para mantener los nuevos dientes en posición y reducen la incomodidad y la inseguridad vinculados, por ejemplo, a las prótesis dentales completas. Ninguna molestia o incomodidad sino el máximo confort en la vida cotidiana.

Mejora de la función masticatoria 
Los dientes soportados por implantes son comparables a los dientes naturales, de hecho, al estar firmemente anclados al hueso maxilar, permiten comer lo que se quiere con facilidad y confianza.

Dientes sanos conservados 
Para apoyar los implantes dentales no es necesario intervenir en los dientes sanos. Los implantes dentales permiten el reemplazo de un diente sin dañar los naturales adyacentes para la realización de un puente y conservar, en consecuencia, el mayor número de dientes.

Mayor seguridad personal
Los implantes dentales pueden ayudar en la vida cotidiana, ofreciendo además de una estética mejorada, una mayor comodidad y seguridad.