Opciones para el Tratamiento

Los implantes dentales se utilizan desde hace más de 35 años para la sustitución permanente de uno o varios dientes y para la cura de edéntulas totales, en la mandíbula así como en el maxilar.  Después de años de investigación, se han desarrollado sistemas de implantes que garantizan un anclaje seguro de los dientes de aspecto natural.

Las posibilidades de tratamiento:

 

Reemplazo de un solo diente

Se procede con el reemplazo de la raíz del diente que falta evitando el limado de los dientes sanos adyacentes, previsto por la  solución tradicional, conservando su buen estado. Es una solución natural, estéticamente muy satisfactoria y fiable en el tiempo.

Reemplazo de varios dientes

Gracias a los implantes es posible cerrar los huecos dejados por los dientes faltantes, a través de la realización de un puente fijo o coronas separadas, evitando el uso de las prótesis dentales removibles tradicionales.

Reemplazo de todos los dientes

Si faltan todos los dientes en la mandíbula o en el maxilar, los implantes dentales son una solución válida; es posible optar, por ejemplo, entre un puente completo fijado en diferentes implantes dentales, o una prótesis total removible fijada a través de dispositivos de anclaje a dos o más implantes.